Los casos de sífilis siguen a la alza en Japón aunque su ritmo de crecimiento se ha moderado, particularmente en la capital Tokio, a pesar de los esfuerzos gubernamentales por detener su expansión.

Este viernes se informó que hasta el pasado 17 de diciembre el número total de pacientes contagiados sumaba cinco mil 534, mientras en 2016 la cifra fue de cuatro mil 518, un aumento de más de 22 por ciento.

De acuerdo a las cifras, el año pasado bajó el ritmo de crecimiento, que se disparó en 77 por ciento respecto a los dos mil 412 casos de 2015, que a su vez representaron siete veces más que una década atras.

Tokio también redujo su proporción en el total nacional, pues del 40 por ciento de todos los casos en 2016, en 2017 abarcó el 30 por ciento.

Las autoridades sanitaria están preocupadas de que los casos crezcan con motivo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio en 2020, por lo que han destinado recursos para aumentar el número de pruebas diagnósticas y la capacitación a médicos.

En las primeras etapas del pacimiento causado por la bacteria Treponema Pallidum, las molestías son menores, pero de no atenderse pueden llevar a complicaciones en el cerebro y el corazón.

COMPARTIR