Norma Villanueva Moreno, adscrita al servicio de Maxilofacial del Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), explicó que “en México solo 1% de la población joven acude al dentista de manera preventiva y el resto acude cuando no tolera el dolor de los dientes por  problemas bucales”.

Destacó que “los problemas derivados de infecciones por caries dental pueden iniciar desde los 18 meses de edad y provocar problemas en la región de los ojos en cerebro y el cuello”.

La doctora, destacó que “la incidencia de infecciones odontogénicas por caries es de cerca del 50% de quienes solicitan el servicio, y  llegan con ese problema en diferentes grados, los cuales son controlados con éxito en la mayoría de los casos en el servicio de Odontoperiatía del HIMFG».

Recomendó a los padres de familia “vigilar de cerca cuando sus hijos tengan infecciones, porque este problema no debe persistir más de tres días”. Agregó que “no se debe de esperar mucho tiempo porque este problema progresa y se puede diseminar desde la región de la cara hacia diferentes lugares, y poner en riesgo la vida del paciente”.

Preciso que “cerca del 90% de los adolescentes mexicanos presentan algún problema de este tipo y 50% de esos casos, llevan a perder piezas dentales por complicaciones. Otros factores que ocasionan caries son: mala higiene bucal o el consumo de bebidas azucaradas”.

La doctora Villanueva detalló que “los procesos infecciosos por caries dental son comunes en la población pedriatica, y presentan muelas y dientes picadas por falta de higiene y por dejar el biberón de leche azucarada por tiempos prolongados”.

La rehabilitación de los pacientes es tardada porque se debe esperar a que salgan los dientes permanentes y así poder iniciar un tratamiento ortopédico miofuncional, para ayudar a que los músculos de la parte afectada no queden tensos y puedan realizar movimientos normales y en seguida de eso se les realiza la ortodoncia correctiva.

Es importante cepillar correctamente los dientes y encías, tener una alimentación que se base en frutas y verduras, cambiar el cepillo cada tres meses, visitar al dentista por lo menos una vez cada seis meses y eliminar los hábitos nocivos como es el consumo excesivo de azúcares.