Un ciclo de conferencias a cargo de diversos especialistas en el Museo del Diseño de Barcelona, así como una exposición en la Biblioteca de Cataluña, forman parte del homenaje al inventor alemán Johann Gutenberg, a 550 años de su muerte, ocurrida el 3 de febrero de 1468.

Las conferencias dieron inicio este jueves en el Museo ubicado en plaza Glorias con la participación del historiador Alan Marshall, presidente de la Asociación Europea de Museos de Imprentas, y del diseñador gráfico y tipógrafo Erik Spiekermann.

Para este viernes se tiene contemplado proyectar la película “El enigma Gutenberg”; André Balius dictará la conferencia “Tipografía, la revolución silenciosa”, así como una exposición sobre la historia de la imprenta.

Además, está confirmada la exposición “Incunables i altres tresors de la Biblioteca”, del 16 de mayo al 17 de junio en la Biblioteca Nacional de Cataluya, de acuerdo con información difundida en la página oficial del recinto.

Johann Gensfleisch zur Laden zum Gutenberg, quien pasó a la historia por crear la imprenta a base de tipos móviles y revolucionar la industria, nació en Mainz, Alemania, pero no se tienen los datos precisos del día o año, y de acuerdo con sus biógrafos, el joven Johannes inició a temprana edad a desempeñarse en el arte de la orfebrería.

Gracias a los oficios que desempeñaba su familia le fue posible conocer la herramienta que usaría después, así lo informo la enciclopedia Británica.

Su modelo de imprenta consistió en un molde con ponchado de matrices (prismas de metal utilizado para moldear la cara del tipo), los cuales emitían con precisión y en grandes cantidades los caracteres necesarios para la impresión de libros y textos.

Antes de este había ya diferentes métodos de impresión, y esto ha desatado la polémica entre diferente estudiosos, se podría argumentar que lo que hizo fue perfeccionar los métodos ya existentes, como lo menciona el sitio biografíasyvidas.com

Todas las modificaciones que realizó a la imprenta se aprecian no tanto por su invención, sino porque debido a la eficiente técnica que desarrolló, consiguió dar origen al libro moderno. A pesar de que los múltiples huecos de información en relación a su vida, hayan hecho que algunos otros logros no se le atribuyan.

Su imprenta provocó una revolución cultural que permitió la preservación del saber de su época, además antes de esto, los libros eran reproducidos por copistas, y dicho método elevaba el precio de cada uno.

Así, el saber escrito dejó de pertenecer a la nobleza y se extendió a diversos estratos de la población que antes de la imprenta no tenía acceso a este.

Los cambios que se suscitaron con el perfeccionamiento de la imprenta son comparables con los que ofreció la informática en años recientes; y con su descubrimiento también se abrió paso a otro tipo de publicaciones además de los libros, diarios y revistas.

A su muerte, registrada el 3 de febrero de 1468, cerca de ocho ciudades importantes ya contaban con talleres de impresión, y en las décadas siguientes, aquella técnica era conocida desde Estocolmo hasta Cracovia, pasando por Lisboa.