Sony presentó en el Mobile World Congress (MWC) sus nuevos equipos de telefonía móvil, el Xperia XZ2 y el XZ2 Compact que cuentan con una pantalla con resolución FullHD+ que reduce los marcos respecto a modelos anteriores e incorpora tecnología HDR (5,7 pulgadas en el XZ2, 5 pulgadas en la versión compacta, con ratio 18:9).

Además de su renovado diseño, que sigue la tendencia hacia pantallas “infinitas” y con bordes más redondeados, se le suma una importante actualización del interior. Los nuevos Xperia funcionarán con el Snapdragon 845, el procesador más avanzado de Qualcomm para dispositivos móviles, acompañados de 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento (ampliables con tarjeta microSD).

Durante la presentación, el directivo Sony Hideyuki Furumi dedicó unos minutos a hablar de uno de los aspectos más valorados por los usuarios y uno de los puntos en los que la marca acumula más experiencia-: la cámara. El XZ2 y el XZ2 Compact incorporan un sensor de 19 megapíxeles capaz de registrar vídeo en calidad 4K con tecnología HDR. La cámara ofrece una sensibilidad de ISO 12.800 para vídeo y hasta 51.200 para foto.

El modo de grabación Super Slow Motion, del que presumió en la tarde de ayer el Samsung Galaxy S9, ya había sido introducido por Sony el pasado año. La marca japonesa lo recordó en el acto de esta mañana y confirmó que sus nuevos teléfonos permitirán grabar en modo Super Slow Motion (960 fps) en resolución FullHD.

El XZ2 y el XZ2 Compact completan la calidad de su pantalla con sonido estéreo gracias a los altavoces situados en la parte superior e inferior del frontal. Como novedad: un sistema de vibración dinámica que quiere enriquecer la experiencia al visualizar contenido multimedia.
Los nuevos gama alta de Sony para este 2018 funcionan con Android 8.0 Oreo, tienen una batería de 3.180mAh y 2.870mAh respectivamente y estarán a la venta en abril a partir de 799 euros (el XZ2) y 599 euros (la versión compact).