El presidente Andrés López ofreció mediar entre el conflicto entre Televisa y Grupo Alemán y con ello evitar que la diferencia escale a tribunales.

El conflicto entre ambos grupos se debió a que Alemán incumplió a Televisa un contrato de compra de 50 por ciento del Sistema Radiópolis por mil 248 millones de pesos.

Hay diferendo por la compra de estaciones de radio entre Televisa y los dueños de Interjet, Nosotros hemos ofrecido nuestra intermediación para que lleguen a un acuerdo y que no se tenga que ir a tribunales, porque nos los han pedido y estamos en la mejor disposición de ayudar a conciliar“, dijo López.

En su conferencia matutina, expresó que la intención es que estas empresas sigan dando servicio y se mantenga como fuente de empleo y trabajo.

Se cierra una empresa y se afecta a trabajadores, por eso no queremos mortandad de negocios, al contrario, que cada vez estén más fuerte las empresas“, apuntó.

López indicó que es propósito de su gobierno apoyar a las empresas nacionales y evitar en la medida de lo posible que quiebren y afecten a sus trabajadores.

No obstante, subrayó que la asistencia a las empresas privadas no implicará el uso de recursos públicos como se hacía en el pasado, donde se aplicaban rescates con costo al erario.

Desde luego no significa que se va a utilizar dinero de los mexicanos para rescatar a empresas privadas, no vamos a convertir deuda privada en deuda pública, que fue lo que se hizo con el Fobaproa, pero no significa el que el gobierno no ayude, en lo que se pueda, sobre todo en controversias“, puntualizó.

En la conferencia de prensa, el titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, refirió que Interjet tiene una deuda de 840 millones de pesos, y que si bien la institución a su cargo le da seguimiento al tema, es el Servicio de Administración Tributaria (SAT) quien le da seguimiento.