El presidente Andrés López reveló hoy que en las negociaciones del Tratado Comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el gobierno estadounidense proponía supervisar la aplicación de las leyes sindicales mexicanas, pero la delegación mexicana se negó.

Estaban planteando que pueda haber una especie de supervisión sobre el cumplimento de la ley. Nosotros no aceptamos eso, que haya una especie e inspectores para ver si realmente se realizó una elección libre” en los sindicatos, explicó en su conferencia matutina.

Dijimos que no, inspectores no”, agregó el mandatario en referencia a uno de los puntos que mantiene frenada la ratificación del T-MEC en Estados Unidos.

Luego de una pregunta sobre nuevas presiones de Estados Unidos para firmar el T-MEC, López dijo que los estadounidenses propusieron que inspectores de aquel país verificaran que se cumpliera la recién aprobada Reforma Laboral.

Agregó que México respondió con la propuesta de crear un panel para casos aislados que pudieran surgir en empresas mexicanas.

Lo que se propone es que, si hay una controversia, no en toda la industria, sino en una empresa, pueda haber un panel donde participemos un representante del Gobierno de Mexico y de Estados Unidos, y un externo para que luego de un plazo se pueda tener tiempo para reponer el procedimiento”, dijo.