La ministra de Justicia de Japón, Masako Mori, retó este jueves al expresidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, a defender su inocencia en los tribunales japoneses, y rechazó las críticas contra el sistema judicial nipón que viene realizando.

Si el acusado Ghosn tiene algo que decir (…), debe buscar la justicia que le ofrecen las instancias judiciales japonesas“, afirmó Mori en una rueda de prensa, poco después de la medianoche, tras terminar Ghosn su rueda de prensa en Beirut.

En esa rueda de prensa, la primera que ofrece desde que fue detenido en Tokio, el 19 de noviembre de 2018, Ghosn dijo ser víctima de una “persecución política” por su intención de estrechar aún más la alianza entre Nissan Motor y Renault.

También acusó a la empresa nipona de estar coludida con la fiscalía de Tokio, y aseguró que decidió huir del país al advertir que tenía “cero posibilidades” de conseguir un juicio justo.

Al salir al paso de estas críticas, Mori dijo que confía en que Ghosn haga “todos los esfuerzos posibles para defender su caso dentro de los procedimientos judiciales” en Japón.

El exdirectivo, que estuvo al frente de Nissan durante casi dos décadas, está acusado de no declarar parte de las remuneraciones pactadas con la compañía y de usar fondos de la empresa para su provecho personal.

La ministra de Justicia recordó que el juez aceptó ponerle en libertad bajo fianza el 25 de abril pasado con una serie de condiciones que le prohibían salir del país, y calificó como “intolerables” las críticas que ha hecho al sistema judicial nipón.

Ha venido propagando tanto dentro de Japón como internacionalmente falsa información sobre el sistema legal de Japón y sus prácticas“, insistió Mori.

La alta funcionaria recalcó que el sistema penal contempla “procedimientos apropiados” para “conseguir la verdad garantizando los derechos humanos básicos individuales” y recordó algunas de las particularidades de los procedimientos penales en Japón.

Entre ellas, recordó que en este país, “salvo raras excepciones“, se lleva a cabo una orden de detención después de que el caso ha sido previamente revisado por un juez, “que es independiente de la autoridad que investiga“.

“Los méritos de un sistema de justicia penal deberían ser analizados valorando el sistema completo en sí, y no es apropiado señalar determinados aspectos y criticarlos”, insistió.

Entre las críticas que viene lanzando Ghosn, figura el hecho de que tenía limitaciones para comunicarse con su esposa, Carole, pero la fiscalía de Tokio ha venido diciendo que también recaen sospechas sobre ella y se debe evitar la destrucción de pruebas.

Poco después de que terminara Ghosn su rueda de prensa, la fiscalía de Tokio salió también al paso de sus críticas, y recordó que Carole Ghosn presuntamente era “una de las personas involucradas en un esquema para transferir fondos que el acusado obtenía de Nissan, violando sus deberes leales“.

El acusado Ghosn, por medio de su esposa, contactó con otras personas afectadas y de este modo coludieron y alteraron evidencias“, dice en un comunicado la Fiscalía.

Asimismo, también calificó como “categóricamente falso” y “completamente contrario a los hechos” la aserción por parte de Ghosn de que los procuradores hayan conspirado con Nissan para perjudicar al expresidente de esa firma.

Ghosn, que estaba procesado por cuatro causas y tenía que asistir al primer juicio a partir de abril próximo, huyó de Tokio a finales de diciembre pasado y apareció en Beirut el 31 de diciembre.

En su rueda de prensa en Beirut, evitó dar detalles sobre la forma en la que se escapó de Japón y quiénes pudieron ayudarlo. EFE