El gobierno de México celebró este jueves la ratificación en el Senado estadounidense del nuevo Tratado de libre comercio de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y emplazó a Canadá para que también apruebe el acuerdo comercial.

Es una buena noticia porque este tratado va a significar más confianza en México para la llegada de inversiones, para que se instalen empresas, que haya trabajo con buenos salarios y que haya bienestar para nuestro país y su pueblo“, dijo el presidente Andrés López, en un mensaje en video.

Desde su despacho en el Palacio Nacional, López Obrador recordó que el T-MEC debe ser aprobado todavía por Canadá, aunque aseveró que “los pronósticos son de que no va a haber problema“.

Culmina un año de intensas negociaciones adicionales Demócratas-USTR (Representantes de Comercio de EE.UU.) -México que sin duda mejoró el tratado para todos y en particular para México“, expresó a través de Twitter Jesús Seade, negociador mexicano del T-MEC.

El también subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) añadió: “¡Enhorabuena! Atentos a nuestros amigos en Canadá“.

Por su parte, la secretaria mexicana de Economía, Graciela Márquez, expresó que la aprobación del tratado en el Senado significa “otro paso más hacia la entrada en vigor del T-MEC” y “buenas noticias para México y nuestros socios comerciales“.

Márquez subrayó que “el tratado pasa ahora a la Casa Blanca para su promulgación mediante decreto presidencial“.

Con esta votación, concluye la ratificación en el Congreso de ese país. Excelente noticia para México y la región norteamericana“, apuntó por su parte el portavoz de la Cancillería mexicana, Roberto Velasco, quien señaló que el acuerdo comercial “será factor de certidumbre y propiciará mayor integración económica en las siguientes décadas“.

Por 89 votos a favor y 10 en contra, el Senado estadounidense aprobó este jueves el T-MEC (USMCA en inglés) y se sumó a la Cámara de Representantes, que ya dio su visto bueno en diciembre al pacto, que ahora solo necesita la firma de Trump, que se espera para la próxima semana, y la ratificación en Canadá para entrar en vigor.