Cientos de migrantes están cruzando el río Suchiate, que separa Guatemala de México, a fin de entrar en territorio mexicano ilegalmente luego de que el Gobierno rechazara este lunes su solicitud formal para ingresar al país.

Tras esta negativa, cientos de migrantes están intentando cruzar el Suchiate, por donde apenas hay agua, frente a la atenta vigilancia de miembros de la Guardia Nacional, que aguardan del lado mexicano y buscan detener el flujo migratorio.

Según constató la agencia EFE sobre el terreno, algunos de ellos ya están logrando cruzar hacia el lado mexicano, sin que las autoridades mexicanas puedan contener por completo el flujo.

El gobierno mexicano rechazó este lunes la solicitud de los cerca de 5 mil centroamericanos que conforman actualmente la caravana de migrantes y estaban esperando en Tecún Umán (Guatemala).

Las disposiciones jurídicas no establecen una calidad migratoria de tránsito, razón por la cual no es posible obsequiar positivamente su petición“, estableció Carmen Yadira de los Santos, representante del Instituto Nacional de Migración (INM) en Chiapas.

Al río, nos vamos pa’l río“, exclamaron los centroamericanos al escuchar las palabras de la funcionaria migratoria.

En la misiva, el INM afirmó que “permitiría” el ingreso a quienes cumplan requisitos establecidos en la ley, aunque no se aclararon cuáles son las condiciones, solo que primero atenderían a menores de edad y mujeres con hijos.

También invita a los migrantes a pasar la frontera territorial de México en orden para su registro y resolver cada una de las peticiones“, prometió la dependencia federal.

De esta manera, el gobierno mexicano respondió a la carta de los migrantes, que habían enviado un mensaje al presidente Andrés López para que les garantizara libre tránsito hacia Estados Unidos.

El INM informó este fin de semana que han atendido a un total de mil 87 migrantes, de los que 663 fueron en esta zona fronteriza de Chiapas, y 424 en la localidad de El Ceibo, en Tabasco.

Sin embargo, el INM también indicó que en la mayoría de los casos se procederá al retorno asistido a sus países de origen cuando la situación “así lo amerite“, una vez revisada su condición migratoria. EFE