La petrolera italiana ENI anunció hoy el hallazgo de un nuevo yacimiento en el Golfo de México que se estima que podría contener entre 200 y 300 millones de barriles de petróleo, según informó hoy la multinacional en un comunicado.

El pozo Saasken-1 NFW, que ha permitido el descubrimiento y es el sexto de la compañía en el sureste del Golfo de México, se encuentra a unos 65 kilómetros de la costa y se ha perforado hasta los 3 mil 830 metros de profundidad.

Se ha estudiado la zona y ENI cree que el yacimiento podrá producir más de 10 mil barriles diarios.

Este descubrimiento, según la petrolera, permite “un potencial desarrollo comercial” en el Bloque 10, explotado por un consorcio entre ENI (65 por ciento), Lukoil (20 por ciento) y Capricorn (15 por ciento).

ENI explicó que México es un país “importante” en su estrategia de crecimiento futuro y actualmente produce 15 mil barriles diarias en el Área 1, aunque prevé alcanzar los 100 mil barriles en la primera mitad de 2021.

Además tiene previsto lanzar una importante campaña explorativa en las aguas profundas frente a México.

ENI está presente en México desde 2006 y actualmente cuenta con ocho licencias, de las cuales seis ya operadas, todas localizadas en la cuenca sureste del Golfo de México.