Las autoridades sanitarias de México elevaron este jueves a ocho el número de muertes por COVID-19 con 585 contagios acumulados, 110 casos nuevos, equivalentes al 23 %, durante la última jornada.

Ana Lucía de la Garza Barroso, directora de Investigación Operativa Epidemiológica, informó en una rueda de prensa que durante las últimas 24 horas, fallecieron dos personas de COVID-19, lo que elevó a ocho los muertos por esta enfermedad.

La experta puntualizó que en los fallecimientos han sido importantes las morbilidades existentes en los pacientes, como pudo ser desde el tabaquismo hasta la insuficiencia hepática, el asma, la obesidad y la diabetes.

Confirmó que las autoridades sanitarias han registrado 2.156 casos sospechosos que están por confirmarse o desestimarse, y que han sido descartados un total de 2.965 en el país.

El 90 % de los casos continúa con tratamiento ambulatorio en sus casas y el 10 % ha sido tratado en hospitales, el 19 de ellos en instalaciones privadas.

En la conferencia de prensa, del médico Víctor Hugo Borja Aburto, director de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hizo un exhorto a los mexicanos a mantenerse en sus casas al advertir que el país es más vulnerable.

“México es más vulnerable por enfermedades y desigualdades sociales”, declaró el funcionario del IMSS, que da atención médico a más del 50 % de la población del país.

Borja puntualizó que no hace falta que las personas que salgan a la calle utilicen cubrebocas, porque estos son solo para enfermos y el personal que está en contacto con las personas sospechosas o contagiada.

“No es necesario (el cubrebocas). No salgan si están enfermos, las principales medidas de protección contra el coronavirus son la contención social, la higiene de manos y la sana distancia”, explicó el galeno.

Reconoció que el IMSS tuvo fallas al principio de la epidemia en la capacitación del personal y la entrega de insumos, lo que generó preocupación y llevó a los trabajadores de la institución a manifestarse en al menos 12 estados para exigir mejores medidas para hacerle frente al COVID-19.

Señaló que el IMSS mejorará la compra de insumos y la capacitación del personal, a quienes pidió que le den un uso racional al equipo, el cual está planificado para ser usado solo por personal que entra en contacto directo con enfermos o casos sospechosos de COVID-19.