El posible regreso a las aulas de unos 26 millones de estudiantes mexicanos se hará cuando existan las condiciones sanitarias adecuadas, afirmó este viernes el secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma.

El Gobierno mexicano han fijado la fecha del 1 de junio para un posible regreso a las aulas, pero la autoridad educativa busca la máxima seguridad para evitar contagios por COVID-19 entre los estudiantes.

“Ponemos por delante la salud de los niños y maestros. Cuando lo marquen las condiciones sanitarias abriremos, antes no”, dijo Moctezuma.

Agregó que el organismo a su cargo seguirá las indicaciones del Sector Salud y del Consejo de Salubridad General para tomar una decisión.

López Obrador comentó el jueves que su Gobierno analiza la posibilidad de que la actividad económica y escolar se reinicie el 17 de mayo “en municipios donde no hay casos y no tienen vecindad con municipios que tengan personas afectadas”.

Destacó que existe una cantidad considerable de municipios y regiones completas donde no hay casos.

El mandatario explicó que para ese posible regreso se tomaría una decisión con una especie de semáforo, verde donde no hay problema, amarillo si hay contagios, pero pocos, y en rojo donde sí hay problemas.

Dijo que las actividades que estarían contempladas son la industria de la construcción, las empresas de exportación, la rama automotriz, el turismo y otras actividades

“Desde luego se incluye el regreso a clases, que también tiene que ser escalonado, cuidado, todo tiene que ir acompañado de un protocolo de salud, de un protocolo sanitario”, expuso.

El 19 de marzo fue el último día que los estudiantes de educación preescolar, básica y media superior asistieron a las aulas.

Cinco días antes, las autoridades educativas y de salud decretaron las medidas de prevención y aislamiento social cuando los escolares ya habían cubierto el 73 % del calendario escolar, mientras que el regreso a clases virtuales se dio el 20 de abril.