En medio de la crisis que se vive por el coronavirus, a finales de marzo se difundió que en China falleció un hombre por hantavirus, una enfermedad provocada por tener contacto con las heces de ratas y de la que se reportan pocos contagios en el mundo. ¿Está causando temor en el país asiático? No, pues es poco probable que el virus llegue a transmitirse entre humanos. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha lanzado ninguna advertencia sobre el tema.

Global Times informó sobre la muerte de un trabajador migrante de Lincang, una ciudad en la provincia de Yunnan, al suroeste de China. Según contó, el obrero, de apellido Tian, viajaba junto a otras 29 personas en un autobús alquilado con dirección a la provincia de Shandong, cuando comenzó a sentirse mal en el camino. El hombre fue enviado a un hospital del condado de Ningshan, en la provincia de Shannxi, donde murió el lunes 23 de marzo por la mañana. La causa del deceso fue hantavirus. Sin embargo, no existe riesgo de una nueva epidemia.

El gobierno del condado de Ningshan evaluó a los acompañantes del fallecido, al tiempo que el virólogo Yang Zhanqiu, de la Universidad de Wuhan, aclaró, en diálogo con el mismo medio, que era poco probable que Tian infectara a alguien más, incluso si alguna persona se sentara a su costado en el autobús. A diferencia de los coronavirus, la familia de los hantavirus no afectan a varias personas al mismo tiempo.

La enfermedad causada por el hantavirus es menos riesgoso que las plagas”, apuntó el jefe médico del Departamento de Infecciones de la localidad de Foshan, en la provincia de Guangdong, al sur del país.

El hantavirus, también conocido como fiebre hemorrágica epidémica o fiebre hemorrágica del síndrome renal (FHSR), es una enfermedad infecciosa viral aguda, cuyos síntomas principales son fiebre, hemorragias y daño renal.

La enfermedad puede ser causada por el contacto con ratas, por comer alimentos que hayan sido manipulados por estos mismos roedores o por respirar aire contaminado por sus heces.

No hay necesidad de preocuparse por el hantavirus. La enfermedad por hantavirus es prevenible y controlable y existen vacunas para prevenirla. Su incidencia en las ciudades urbanas es muy baja, ya que la enfermedad se encuentra principalmente en aldeas rurales donde las ratas tienden a aparecer cuando las personas están trabajando en el campo”, agregó Yang.


¿QUÉ ES EL HANTAVIRUS?

La Organización Panamericana de la Salud (PAHO) señal que el hantavirus es una enfermedad zoonótica -de origen animal- que se transmite incidentalmente a humanos a partir del contacto con heces, orina o saliva de los roedores que albergan el virus.

Como patología, el hantavirus tiene un período de incubación largo, que puede durar hasta seis semanas después de la exposición, con una tasa de mortalidad de hasta el 60 %, según la misma PAHO. No obstante, la misma organización recalca que el contagio de un humano a otro es poco frecuente.

De hecho, cuando ha habido casos en Estados Unidos, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) no han reportado ningún contagio de persona a persona. Solo en Chile y Argentina ha habido casos excepcionales de este tipo, entre “cercanos de una persona que estaba enferma con un tipo de hantavirus llamado virus de los Andes.


¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO?

No existe un tratamiento específico. Las personas con síndrome cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidas en establecimientos hospitalarios, de preferencia en unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL HANTAVIRUS?

  • Fiebre
  • Dolores musculares
  • Escalofríos
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Dificultad para respirar, conocido como síndrome cardiopulmonar por hantavirus
  • Fallas cardíacas
  • Presión baja