La ciudad mexicana de Toluca aprobó este lunes la aplicación de multas y de arrestos hasta por 23 horas a las personas que no utilicen cubrebocas en espacios públicos como medidas de prevención para evitar contagios por la COVID-19.

Las autoridades de la ciudad, ubicada a unos 50 kilómetros de la capital mexicana, acordaron en una sesión virtual decretar obligatorio el uso del cubrebocas en espacios públicos con medidas coercitivas que aplicarán a quienes falten a la medida.

Quienes no usen cubrebocas recibirán, en la primera ocasión, una amonestación; la segunda, una sanción económica, y en la tercera un arresto inconmutable”, explicó el secretario del municipio de Toluca, Ricardo Moreno Bastida.

Dijo que para identificar las posibles faltas cuentan con una base de datos “que tendrá un registro de los ciudadanos” y recordó que lo que se busca con esas medidas es proteger el Derecho a la Salud de la población.

  • La medida, propuesta por el presidente municipal Juan Rodolfo Sánchez Gómez, contempla sanciones económicas para las personas reincidentes que van de 868 a 2.606 pesos (unos 39 a 116 dólares).
COMPARTIR