El presidente Andrés López agradeció este viernes que no se tratara el polémico tema del muro fronterizo en la reunión con su gemelo moral, Donald Trump, esta semana en la Casa Blanca.

Es un tema que no se trató porque procuramos que el encuentro se diera a partir de las coincidencias, (…) que se buscara resolver las diferencias, que son propias de dos países vecinos, mediante el diálogo“, indicó López en su conferencia matutina desde Palacio Nacional.

En su primera comparecencia pública tras el viaje a Estados Unidos, López aseguró que el muro fronterizo es un tema que su gobierno no quería tratar en esta visita a Washington.

No era un tema que nosotros quisiéramos tratar. No queremos tratar. Agradecemos que no se haya abordado el tema en lo público“, subrayó.

Aunque López sí aceptó que platicaron al respecto durante la cena del miércoles por la noche con empresarios “pero no con propósitos de imponer nada, de otro tipo“, aseveró.

Según recogen medios locales, Donald Trump bromeó sobre el muro en la cena con empresarios de la noche del miércoles y dijo que fue tan “disciplinado” que no habló del tema.

El lunes, previo a su vista a Estados Unidos, el presidente Trump publicó una serie de tuits donde señaló que en Texas, Arizona, Nuevo México y California, el muro fronterizo ha avanzado rápido.

Reconocimiento a mexicanos

López señaló que su visita a Estados Unidos sirvió para agradecer a la comunidad mexicana en Estados Unidos, la cual estima es de 38 millones en el país vecino.

Aseveró que le dio gusto “el reconocimiento” de Trump a los que aportan los mexicanos en aquel país.

Esto fue muy satisfactorio porque se reconoce la importancia de la comunidad mexicana en Estados Unidos“, manifestó.

Del mismo modo, celebró que Trump reconociera la “vocación productiva” y la “importancia” de los trabajadores mexicanos y aseguró que eso “fue una nota muy importante“.

No el tono discriminatorio, el  maltrato, sino el reconocimiento“, subrayó.

López destacó que la comunidad mexicana trabaja “honradamente“, que aporta mucho a Estados Unidos y también a México mediante las remesas, además se dijo convencido de que “van a seguir mejorando” las relaciones bilaterales.

Aseveró que “no se puede continuar con la misma actitud de otros tiempos“, por ello habló de una “nueva etapa” en el trato hacia los “paisanos” mexicanos, que es “no discriminatorio“.

Que se trate bien, como lo merecen, nuestros paisanos“, apuntó.

Dijo que en esto va implícita la migración. “Es pensar más en la fraternidad universal“.