El presidente Andrés López, dijo este viernes que “no hay intención de utilizar de manera política” la detención en Estados Unidos del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, pese a que el arresto se conoció el miércoles, justo cuando el mandatario visitaba a Donald Trump.

Debe quedar claro que no hay intención de utilizar de manera política la aplicación de la ley. Somos respetuosos para no mezclar lo político y lo jurídico, la parte legal. No vamos nosotros a fabricar delitos a nadie, como era costumbre“, manifestó en su conferencia diaria.

El canciller, Marcelo Ebrard, insistió en que la detención de Duarte, gobernador de 2010 a 2016, “no fue parte de las negociaciones para esta visita“, aunque aclaró el trabajo diplomático detrás de esta detención.

En el caso de César Duarte, lo que encontramos fue un expediente hecho con muchas deficiencias, y entonces era muy difícil tramitar la extradición con éxito. Tomó mucho tiempo rehacer la documentación correspondiente“, explicó Ebrard, quien atribuyó la operación a la Fiscalía General de la República (FGR) y a la del estado de Chihuahua.

El canciller reveló que el gobierno había planteado “en diversas ocasiones” a Estados Unidos lo “importante” de esta detención, la última en enero, durante la visita del fiscal general, William Barr, a México.

Según el responsable de los asuntos exteriores, Duarte es requerido en México por “varios delitos” y la primera solicitud de extradición, emitida por la fiscalía de Chihuahua, incluía “16 órdenes de aprehensión“, que posteriormente la FGR unificó.

El expediente judicial en Estados Unidos del exgobernador, al que EFE tuvo acceso, señala que “Duarte ha sido acusado de malversación agravada y conspiración agravada, según la información proporcionada por el gobierno de México“.

Marcelo Ebrard reveló también que ya han iniciado un proceso “similar” con el gobierno de Canadá para la detención de Tomas Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal en el momento de la desaparición de normalistas de Ayotzinapa en 2014, contra el que hay una ficha roja de la Interpol y cuyo paradero parece estar en Canadá.

Rápido y furioso

Del mismo modo, el canciller mexicano reveló la respuesta recibida por Estados Unidos a la nota diplomática en la que México requería información por el operativo “Rápido y Furioso”.

Con este operativo, hace aproximadamente una década se introdujeron armas ilegalmente al país latinoamericano para rastrearlas y dar con el paradero de organizaciones criminales.