El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el robo de combustible de la refinería de Salamanca provocó los altos índices de inseguridad que hay en Guanajuato.

Al encabezar la supervisión de los trabajos de rehabilitación de esta planta, el mandatario dijo que la criminalidad era producto no sólo de las tomas clandestinas, sino también del contubernio que había entre criminales y trabajadores de Pemex para robar el combustible.

“Había y sigue habiendo mucha inseguridad en esta región y tenía que ver con la refinería porque se robaban combustible, no sólo con las tomas clandestinas, sino había contubernio es decir, actuaban de conformidad de común acuerdo como asociación delictuosa autoridades más los funcionarios de Pemex y delincuencia organizada”, afirmó.

Afirmó que como ya no hay impunidad en su gobierno, ese tipo de robos y complicidades ya no existen por lo que se empezarán a ver los resultados en la materia.

Por ello, destacó la presencia de los titulares del Ejército, Marina y la Secretaría de Seguridad en el evento. “Vamos a estar velando por su seguridad no están solos”, agregó.

En su intervención, el director de Pemex, Octavio Romero, detalló que en 2018 el robo de combustible ascendía a 14 mil 591 barriles diarios, durante 2019 disminuyó a mil 653 y para los primeros seis meses de este año se roban solo 510 barriles al día, lo que significa una reducción de 96 por ciento.

Te recomendamos: Viaje a EU fue austero, “la cena nos la invitaron”, dice AMLO Además, mencionó que las tomas clandestinas bajaron de mil 919 en 2018 a mil 198 millones o año pasado y a 317 en lo que va de 2020.

“A pesar de los avances continuamos llevando a cabo acciones con la finalidad de disminuir este ilícito a su mínimo posible”, puntualizó. En tanto, la secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, informó que el programa de rehabilitación de las seis refinerías del país tiene un avance de 76 por ciento y en Salamanca es de 67 por ciento.