Con la intención de dar señales de esperanza ante el impacto global de la pandemia de coronavirus, el comité organizador de Tokio 2020 difundió un mensaje a un año del inicio de los Juegos Olímpicos.

El mensaje fue el elemento principal elegido por Tokio 2020 el pasado 23 de julio para conmemorar la fecha, ya que desde hace tiempo había avisado que no habría grandes celebraciones públicas un año antes del inicio de los juegos a causa de las restricciones sociales impuestas por el coronavirus.

El mensaje, de tres minutos, distribuido por vídeo por Tokio 2020, tiene como principal figura, con su voz en off y varias imágenes, a la nadadora japonesa Rikako Ikee, quien en febrero de 2019 anunció que padecía leucemia, lo que le obligó a apartarse de su carrera deportiva temporalmente.

Comienza recordando que en una fecha como hoy la comunidad olímpica estaría lista para comenzar al día siguiente los juegos que tuvieron que se aplazados por la pandemia de coronavirus.

Ikee, especialista en estilo mariposa y una de las mayores esperanzas de Japón para conseguir una medalla olímpica en los próximos juegos, narra desde su perspectiva los retos que han superado o a los que se enfrentan los deportistas por problemas de salud como el suyo.

El futuro que habíamos dado por hecho se transformó en algo completamente distinto“, relata la deportista, para dar paso al año que se presenta a partir de ahora y las ilusiones que genera entre los deportistas la posibilidad de llegar a la cita olímpica.

Se presentan imágenes de Tokio y de otras ciudades, así como la participación de deportistas olímpicos y paralímpicos, con diversas celebraciones de triunfo y gestos de solidaridad.

El deporte no es sólo sobre los atletas; los deportes nos enseñan la importancia de la solidaridad“, dice la nadadora nipona en la voz en off.

En las imágenes finales, Rikako Ikee, completamente de blanco, entra al estadio olímpico de Tokio, en penumbras, y levanta la llama olímpica, mientras se lee uno de los mensajes de cierre: “La esperanza aviva la llama“.

La decisión de aplazar los juegos fue adoptada conjuntamente por el gobierno nipón y el Comité Olímpico Internacional (COI) el 24 de marzo pasado, teniendo en cuenta la progresión de la pandemia de coronavirus.

Tanto el COI como el comité organizador de Tokio 2020 insisten en mantener la nueva fecha, y prefieren evitar precisar si se está manejando un nuevo aplazamiento o la posible cancelación de los juegos en caso de que persista la pandemia de coronavirus.

En una entrevista que ofreció a la cadena pública de televisión NHK, el presidente del comité nipón, Yoshiro Mori, reiteró que una decisión al respecto dependerá de que se encuentre una vacuna contra el covid o un tratamiento médico efectivo.

Cuando se le preguntó si sería posible celebrar los juegos en la situación actual, Mori dijo que es el COI el que debe decidir y evitó responder a “preguntas hipotéticas“. Aun así, agregó que no creía que “la situación durará un año más“,

Según Mori, “sería difícil” aplazar por otro año las competiciones olímpicas, teniendo en cuenta los ya programados juegos, de invierno en Pekín 2022 y los de verano en París.