El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, acordó este jueves con el Pueblo Yaqui un Plan de Justicia que revisará la problemática de la tierra y el agua en esta comunidad indígena del norteño estado mexicano de Sonora.

El plan prevé programas de desarrollo social, un proyecto para reintegrar a los Yaquis miles de hectáreas de las que fueron despojados y la renegociación de derechos para el aprovechamiento del agua en la cuenca del Río Yaqui.

Para que el acuerdo no se quede en palabras, López Obrador garantizó la creación de una Comisión de Justicia para el Pueblo Yaqui que él mismo presidirá con funcionarios de desarrollo social, agrarios y territoriales.

No queremos que quede solo en palabras o papeles, queremos que se convierta en hechos”, dijo el presidente al anunciar que él mismo la presidirá y que su suplente será el titular del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino.

En las últimas semanas, miembros de esta comunidad bloquearon carreteras y amenazaron con sabotear instalaciones prioritarias en Sonora para reclamar la atención de sus demandas sobre tierras y uso del agua.

  • López Obrador hizo este anuncio en la sede de la Guardia Tradicional del Pueblo Yaqui, en la comunidad de Vícam, municipio de Guaymas, Sonora, ante la presencia de los gobernadores de los ocho pueblos.