El presidente Andrés López indicó que los cachitos para la rifa alusiva al avión presidencial que no se vendan se destinarán al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Cuando falta un mes para el sorteo solo se ha vendido un tercio de los boletos de la rifa, reveló este miércoles Ernesto Prieto, director general de la Lotería Nacional.

Hasta ahora se han vendido poco más de 2 millones de cachitos, el equivalente a 33.73 por ciento de los disponibles por un ingreso de mil 12 millones de pesos, informó Prieto en la conferencia diaria.

Por ello, el funcionario exhortó a comprar más boletos al recordar que en el sorteo, el 15 de septiembre, se otorgarán 100 premios de 20 millones de pesos cada uno para un total de 2 mil millones de pesos.

Es una cooperación para equipo médico y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre”, manifestó el titular de la Lotería Nacional.

La venta del avión presidencial es una de las principales promesas del presidente, Andrés López, quien denunció el uso de la aeronave en el sexenio anterior como un lujo excesivo.

Antes, por las dificultades para encontrar un comprador, propuso rifarlo aunque al final optó por un sorteo en la Lotería Nacional con un premio equivalente al precio de la aeronave.

El Boeing 787 está valorado por la ONU en 130 millones de dólares y, según el gobierno, hay dos ofertas de compra e incluso un anticipo de 1 millón de dólares.

La aeronave volvió el 22 de julio al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) tras 19 meses de mantenimiento en California, Estados Unidos.

Estamos haciendo la promoción, la convocatoria, porque ya falta poco (para el sorteo)”, manifestó López.

Los 2 mil millones de pesos en premios saldrán del Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado (SAE) para disponer de los bienes confiscados en casos de corrupción.

Con información de EFE