El turismo mundial celebra este domingo su “día mundial” sumido en la peor crisis de su historia, con casi 400 mil millones de euros perdidos en el primer semestre del año y una caída de los viajes internacionales que rondará el 70 por ciento en este 2020 marcado por la pandemia de covid-19.

Desde 1980, el Día Mundial del Turismo (DMT) se celebra cada año el 27 de septiembre, fecha que coincide con el aniversario de la adopción en 1970 de los estatutos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) de las Naciones Unidas (ONU).

La OMT reconoce que la celebración de este año, que se desarrolla bajo el lema de “Turismo y desarrollo rural“, llega en “un momento crítico“, cuando los países de todo el mundo miran al turismo para impulsar la recuperación y lo hacen también las comunidades rurales, donde el sector es un empleador importante y un pilar económico.

Organizacion Mundial del Turismo EFE

En los diez principales destinos turísticos del mundo, que juntos tradicionalmente acaparan el 40 por ciento de turismo internacional, las tasas de ocupación en lo que va de año hablan por sí mismas: Nadie llega siquiera al 50%, a pesar de que el período analizado incluye la temporada alta en el hemisferio norte.

Según datos de la OMT, Francia, el destino más visitado del mundo, este año alcanza una ocupación media del 38 por ciento entre enero y agosto, aunque, en este último mes, logró superar el 50% y situarse sólo 7 puntos porcentuales por debajo del mismo mes de 2019.

Peor aún está España, el segundo destino favorito a nivel mundial, que está al 33 por ciento. En este país, que acumulaba siete años consecutivos de récord de llegada de turistas internacionales, el desplome en la llegada de turistas internacionales es del 72.4% hasta julio.

El tercer destino más visitado, Estados Unidos, está algo mejor, con una ocupación del 44 por ciento, mientras que China está al 41% hasta agosto, pero destaca claramente en ese mes, con una tasa del 64% -un punto porcentual más que un año antes-.

Italia se sitúa en el polo opuesto, con una ocupación de sólo 26 por ciento, la peor de los diez principales destinos mundiales, ya que los siguientes (que por este orden, según la clasificación mundial de 2019, son Turquía, México, Alemania y Tailandia), superan el 30%, y el Reino Unido, incluso alcanza un 40%.

En cuanto a las reservas hoteleras, Francia es el destino que muestra en agosto la menor caída, del 39 por ciento, mientras que España, la mayor, el 86%.

Por su parte, las llegadas de turistas internacionales se contrajeron un 65 por ciento en el primer semestre a nivel mundial, superando la media la región de Asia-Pacífico, con una caída del 72%, y Europa, con una del 66%.

Las llegadas caen menos en América

El continente americano arroja el menor descenso, del 55 por ciento, siendo éste incluso ligeramente inferior en América Central y en América del Sur (del 54.7 por ciento y del 52.3%, respectivamente). En el Caribe es del 57.7%.

En Sudamérica, las caídas en la llegada de turistas van desde un 45 por ciento en Argentina hasta un 73.6%, en Ecuador.

En América central, destinos como Panamá o Costa Rica registran hasta junio un descenso en torno al 49 por ciento en ambos casos, en tanto que en el Caribe, República Dominicana retrocede 63.3% y Cuba, lo hace en 57%.

En cuanto a la ocupación en la región, la de Norteamérica muestra la mayor tasa hasta agosto, con 43 por ciento, frente al 30% del Caribe; el 29%, de América central, y el 28%, de Sudamérica.

Mercosur acoge los actos oficiales

Precisamente Sudamérica acoge este año los actos oficiales del DMT, cuya celebración, por primera vez en los cuarenta años de su historia, no estará auspiciada por un único estado miembro de la OMT, sino por las naciones del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con Chile como estado asociado), que actuarán como anfitriones conjuntos.

Este acuerdo de celebración conjunta ejemplifica el espíritu de solidaridad internacional que recorre el turismo y que la OMT ha señalado como esencial para la recuperación.

Mercados estancados

En cuanto a los principales mercados emisores, Estados Unidos y China continúan estancados, aunque algunos otros muestran cierta recuperación en la demanda de viajes internacionales, como Francia, que suaviza su caída hasta un 44 por ciento en julio frente al 90% de Estados Unidos o el 99% de Australia.

España, que ocupa el undécimo puesto en la lista de los principales mercados emisores de turistas, registra una disminución del 56 por ciento en el primer semestre del año, con una caída del 8.9% hasta marzo y del 97.5%, entre abril y junio.