El Programa Mundial de Alimentos (PMA), reconocido con el Premio Nobel de la Paz de 2020, hizo este viernes una petición inédita a los multimillonarios del mundo para que ayuden a salvar vidas ante la crisis “sin precedentes” causada por la covid-19, que puede llevar a la hambruna a decenas de países.

“Les pido a los multimillonarios que, por favor, nos ayuden ahora mismo. La humanidad necesita ayuda ahora mismo y esta es una petición única, no es una solicitud anual“, dijo David Beasley, director ejecutivo del PMA, en una rueda de prensa virtual transmitida en la sede de Naciones Unidas de Nueva York y que coincide con el Día Mundial de la Alimentación.

“El mundo se encuentra en una encrucijada y necesitamos que los multimillonarios den un paso al frente de una manera que no han hecho nunca”, agregó.

Beasley hizo referencia entre otras cosas a que el capital combinado de las doce personas más ricas de Estados Unidos suma un billón de dólares y recordó los grandes beneficios logrados por las grandes tecnológicas gracias a la pandemia, que, por otro lado, amenaza la seguridad alimentaria de millones de personas.

Según un reciente informe del centro Institute for Policy Studies, los 643 estadounidenses más ricos aumentaron su riqueza en 845.000 millones de dólares entre el 18 de marzo y el 15 de septiembre.

“¿Por qué no podemos usar algo de ese dinero? No necesito un billón, solo necesito unos pocos miles de millones de dólares para salvar millones de vidas, para salvar a la humanidad de una de las mayores catástrofes desde la Segunda Guerra Mundial”, afirmó.

“No es mucho pedir. Señor ten piedad. Si pasas de un patrimonio neto de 500.000 millones a 495.000 millones, no creo que tengas que privarte de una comida“, sostuvo.

Beasley, que recientemente concluyó una visita a varios países del Sahel, recordó la difícil situación que atraviesa esta región africana, así como otros países como Yemen, Afganistán o Siria.

Además, afirmó que la ayuda de las naciones donantes, que en 2019 ascendió a 8.400 millones de dólares, podría verse comprometida debido a que “los países ricos han colocado 17.000 millones de dólares en paquetes de estímulo económico en sus propias economías y esos son 17.000 millones que no estarán disponibles para 2021″.

A principios de semana, el Programa Mundial de Alimentos lanzó un llamado para recaudar 6.800 millones de dólares en los próximos seis meses para luchar contra la hambruna y apuntó que hasta el momento solo ha logrado 1.600 millones.

El pasado viernes se anunció que el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas es el ganador del Premio Nobel de la Paz 2020.

La agencia de la ONU merece el galardón “por sus esfuerzos para combatir el hambre, por su contribución a mejorar las condiciones de paz en las zonas afectadas por conflictos y por actuar como motor de los esfuerzos para prevenir el uso del hambre como arma de guerra y conflicto”, dijo entonces el Comité Nobel.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) dijo este viernes, cuando se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, que la erradicación del hambre y la extrema pobreza en el mundo pasa por creación de nuevas oportunidades de desarrollo rural sostenible.