La Conferencia del Episcopado Mexicano informó este lunes que, de común acuerdo con el gobierno de la Ciudad de México, se mantendrá cerrada la Basílica de Guadalupe ante la persistencia de la pandemia de covid-19.

Por medio de un comunicado, la entidad eclesiástica indicó que ante “uno de los años más difíciles en la historia de nuestro país“, es “de entenderse que millones busquen consuelo ante la angustia y desesperación por la crisis sanitaria y económica“.

Sin embargo, para evitar que el virus se propague, “con las graves consecuencias” que esto implica, se decidió invitar a los feligreses a realizar el festejo a la Virgen de Guadalupe desde sus casas.

El pasado viernes, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, indicó que se continuaría con semáforo naranja, pero, advirtió, al borde de este, ante el aumento de los casos y las hospitalizaciones.