Mujeres que ocupan la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la Ciudad de México y que fueron denunciadas por los delitos de robo, daño a propiedad ajena y daño a inmueble, acudirán este martes a la la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México para conocer de dichas acusaciones.

Érika Martínez, madre de una menor víctima de abuso sexual, comentó que la semana pasada comenzaron a llegar las notificaciones de las denuncias a las oficinas de la CNDH en la calle República de Cuba del Centro Histórico.

Debido a estas denuncias, grupos feministas marchan desde el Monumento a la Revolución a una oficina de la Fiscalía capitalina para apoyar a las acusadas.

Esto es una cacería de brujas por parte de las autoridades“, dijo Erika Martínez a El Universal antes del inicio de la marcha.