La minuta que aprobó el Senado de la República y que se encuentra pendiente de ser avalada por la Cámara de Diputados, despenaliza el uso lúdico de la marihuana al aumentar la posesión permitida de 5 a 28 gramos, sin ser objeto de sanción alguna.

Su aprobación se espera ocurra antes del 15 de diciembre, ya que existe un ordenamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que ordena al Congreso de la Unión legislar sobre la materia antes de la citada fecha.

El diputado federal del Partido Morena, Alejandro Carvajal Hidalgo, afirmó que con la legalización de la marihuana, el estado mexicano percibirá ganancias por mil 750 millones de dólares bajo el concepto del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS).

Consideró que ante el embate de la pandemia del covid-19, el estado mexicano debe reforzar y diversificar sus fuentes de financiamiento y el mercado del cannabis es una oportunidad para ello.

Detalló, que el potencial en México es de 5 mil millones de dólares anuales para 2021, el cual se podría gravar con una tasa conservadora del 35 por ciento del IEPS, lo que significaría una base de mil 750 millones de dólares, para los recursos tributarios del país.

Asimismo, aseguró que con la legalización de la marihuana se fortalecería la creación de fuentes de empleo, ya que este mercado genera 75 mil plazas directas en el sector primario.

Carvajal Hidalgo puntualizó que es un tema que enfoca a todos los sectores, desde la siembra hasta la comercialización.

Su uso en temas farmacéuticos y otros insumos, como remedios herbolarios, tiene que ver con una industria igual de importante como las autopartes. Toda la investigación y mano de obra es un universo más grande de lo que podemos pensar“, apuntó.

El legislador por el Distrito 6, destacó, que el mercado mexicano de la cannabis es más amplio del que ofrecen Canadá, Estados Unidos, Australia y algunas naciones de Europa, ya que la cosecha de esta planta tiene cuatro ciclos anuales, cuando en otras naciones solo son dos.

Resaltó que el objetivo principal es prevenir y combatir las consecuencias del consumo problemático del cannabis y contribuir a la reducción de la incidencia delictiva vinculada con el narcotráfico.

Se establece la creación del Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis (IMRCC) como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, para ejercer la rectoría sobre la cadena productiva, sus derivados, y su consumo.

La nueva ley señala que cada persona adulta podrá portar hasta 28 gramos de cannabis para su uso personal. También posibilita el cultivo de hasta 6 plantas en los domicilios o hasta máximo 8 en caso de varios fumadores en el hogar.

La personas que actualmente están encarceladas por delitos contra la salud podrían quedar en libertad, al aplicárseles el principio de retroactividad de la ley. De acuerdo con estimaciones, más de 6 mil personas que se encuentran en prisión por portar marihuana en cantidades de hasta 28 gramos podrán quedar libres.

Para quienes quebranten la norma, la propuesta contiene las siguientes sanciones administrativas: multa de 60 hasta 3 mil veces el valor diario de la UMA; clausura, temporal o definitiva; decomiso de productos; suspensión temporal de la licencia o permiso, parcial o total; revocación de la licencia o permiso; trabajo en favor de la comunidad y arresto hasta por treinta y seis horas.