El presidente Andrés López afirmó que en su gobierno se garantizará justicia “para todos los mexicanos“, “sin excepción” e informó que a las 10 horas de este jueves sostendrá una reunión con familiares de los normalistas de Ayotzinapa.

En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, López aseguró que en su administración “no se fabrican delitos, no hay tortura y no se le persigue a nadie“.

“El no perseguir a opositores, eso es justicia, el no fabricar delitos es justicia, el que no haya tortura es justicia, el que no haya masacres, como era antes, eso es justicia, el que pueda ir a la cárcel el pobre y el rico, nada de que el dinero domina, poderoso caballero don dinero”, subrayó.

Tras recordar el caso de Ernestina Ascensio Rosario, mujer indígena náhuatl de 73 años, presuntamente fue violada por miembros del ejercito mexicano en 2007 en el estado de Veracruz, López advirtió que en su gobierno no se tolerará ninguna violación a los derechos humanos y se brindará justicia en el caso.

“Se está haciendo justicia, no hay impunidad y al mismo tiempo se está haciendo valer el Estado de derecho, un auténtico Estado de derecho, no Estado de chueco, como era antes”, afirmó.

Lo más importante, apuntó, es “que la vida pública sea cada vez más pública, que todos participemos, que todos denunciemos, que no se tolere la corrupción, que no se tolere la impunidad y que todos ayudemos para limpiar al país de todas estas prácticas, vicios que vienen de lejos”.