Los cuestionamientos luego de que la primera vacuna contra el covid-19 fuera aplicada en un brazo derecho constituyeron uno de los principales temas de discusión en redes sociales ayer viernes que inició la inoculación en el país.

Las imágenes que circularon por todos los medios mostraron a María Irene Ramírez, jefa de enfermería, la primera persona en México en recibir la dosis; sin embargo, no la recibió en el brazo izquierdo, como es común en la aplicación de sueros de este tipo.

Usuarios criticaron este hecho, citando los lineamientos de vacunación; sin embargo, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, consideró que esta discusión es “estéril”, pues las vacunas se aplican en el brazo no dominante de la persona, ante la posibilidad de que presente dolor.

María Irene es zurda, la recomendación técnica es que se ponga la vacuna en el brazo no dominante por la incomodidad prevaleciente durante aproximadamente dos días. Es un asunto de cuidado adicional“, afirmó durante su conferencia de prensa.