Desde el inicio de la pandemia se han cerrado 13 500 establecimientos en la Zona Metropolitana del Valle de México informaron este jueves a través de una carta, representantes del sector restaurantero.

Más de 600 personas en representación del sector restaurantero en CDMX y Edo Mex. exigieron a la autoridades que el sector sea considerada actividad esencial y se les permita regresar a trabajar.

“Es una muerte lenta y dorosa porque implica perder el patrimonio de miles de personas y por consiguiente la seguridad de un ingreso para miles de familias” se indica en la carta.

Según el texto, antes de la pandemia había registrados 70 mil restaurantes generando 340 mil empleos directos y hasta el momento han cerrado de forma definitiva 10 mil unidades con una pérdida de al menos 50 mil empleos directos.

“La situación es muy distinta a la que vivimos a principios del año pasado. Hoy los restaurantes ya acabaron con sus ahorros” establecen en la carta.

El texto indica que las medidas de aforo limitado e higiene indicadas por las autoridades sanitarias los extruye de ser considerados como fuentes de contagio.

Sin embargo, la Jefa de Gobiernos Claudia Sheinbaum se refirió al tema y pidió al sector restaurantero “no politizar estos temas”. Además de indicar que la Ciudad seguirá la próxima semana en semeforo rojo, por lo que los negocios no podrán abrir si no son considerados como actividad escencial.