El Gobierno mexicano inicia el año con nuevas y controvertidas batallas legislativas con los empresarios sobre empleo, energías renovables, organismos autónomos y el Banco de México (Banxico), lo que obstaculizaría su meta de una pronta recuperación económica.

Son realmente amenazas muy importantes para la buena marcha económica de México”, comentó este domingo a Efe el profesor Luis Güemez, de la CETYS Graduate School of Business del campus Mexicali.

VIEJOS Y NUEVOS FRENTES

Tan sólo esta semana, la primera del año, el presidente Andrés Manuel López Obrador revivió viejas iniciativas y nuevas políticas para deshacer las “reformas del periodo neoliberal”.

El mandatario defendió el anuncio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para sacar de operación a generadores privados de energías renovables al culparlas del apagón masivo que afectó a 10,3 millones de personas en diciembre.

  • También causó indignación cuando anunció que buscará eliminar organismos autónomos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).