El presidente, Andrés Manuel López Obrador, descartó una acción deliberada en el incendio que afectó las instalaciones de la torre de control del Sistema de Transporte Colectivo Metro en la capital del país, que dejó 6 líneas fuera de operación.

Asimismo, el titular del ejecutivo federal, también aprovechó para decirle a sus adversarios “que no es cierto que se le haya negado presupuesto al gobierno de la ciudad para el mantenimiento del Metro”.

“No es cierto. El gobierno de la ciudad tiene recursos, tiene un plan de rehabilitación del Metro desde hace dos años con recursos, no hubo una solicitud a Hacienda para que se apoyara al Metro”, explicó.

De igual forma, dijo que el incendio no tiene nada que ver con la Comisión Federal de Electricidad, “porque también ya le estaban echando la culpa a Bartlett”.