El Departamento de Justicia de EE.UU. informó este martes que ya ha acusado formalmente a más de 70 personas, pero espera que la cifra suba a “varios centenares”, por el ataque “sin precedentes” del pasado miércoles al Capitolio de una turba de seguidores del presidente Donald Trump.

Estamos apuntando a cargos significativos de sedición y conspiración”, dijo en una rueda de prensa Michael Sherwin, fiscal federal interino en el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, al resaltar la gravedad de la caótica jornada ocurrida el pasado miércoles, que dejó cinco personas fallecidas, entre ellas un policía.

Sherwin aseguró que ya han abierto más de 170 investigaciones contra individuos que han sido identificados como potenciales responsables de “delitos dentro y fuera del Capitolio” y señaló que la gama de casos y conductas delictivas que están analizando “es realmente alucinante”.

La magnitud de esta investigación va a requerir mucho trabajo y esfuerzo. No se va a resolver de la noche a la mañana o en las próximas horas, va a tomar mucho tiempo”, agregó.

  • El fiscal interino puntualizó que “este es sólo el comienzo”, al detallar que empezarán por presentar los cargos más simples y que después, mediante denuncias penales, buscarán arrestar a personas en diferentes puntos del país.