El presidente Andrés López calificó como mentira que su gobierno haya beneficiado con 89 millones de pesos a su hermano Pío López Obrador para la remodelación del estadio “Luis Ansaldo Arroyo” de las Guacamayas de Palenque, del cual es dueño.

Durante su conferencia diaria, López afirmó que todo esto se debe a una “campaña de desprestigio” en contra de su gobierno impulsada por los “grupos conservadores” del país y de “los opositores que solo difunden mentiras“.

Respecto a las obras de remodelación para el estadio, explicó que se trata de un programa de desarrollo urbano en las ciudades donde pasará el Tren Maya, por lo que es “bastante exagerado, un despropósito y mala fe” vincular estas obras con su hermano.

“No es cierto, nosotros llevamos a cabo un programa de intervenciones urbanas en ciudades fronterizas, en ciudades turísticas ahora en las ciudades por donde va a pasar el Tren Maya, está Palenque y otras ciudades estamos hablando como de 130, 140 ciudades”, puntualizó.

López acusó que hay una “campaña de desinformación” en los medios de comunicación, por lo que celebró el uso de las “benditas redes sociales“.