Un par de alumnas de la Universidad Central de Ecuador se disponían a dar una presentación cuando le dijeron al maestro José Augusto Durán Chávez, que una compañera no se había conectado para hacer su parte del trabajo.

Aunque la joven intentó explicarle al profesor lo que había ocurrido, este le pidió que no le alzara la voz, pese a que no lo estaba haciendo.

¡Bájeme la voz, cuidado como habla conmigo! Me dijo que ya estábamos distribuidos“, le dijo el profesor muy molesto.

La estudiante continúo explicándole al docente porqué una de sus compañeras no estaba conectada a la clase, pero nuevamente el profesor le gritó diciéndole “Malcriada“.

¡Bájeme la voz, carajo! ¡Malcriada! Aprenda a respetar!“, vociferó el maestro.

El maestro le dijo a las dos alumnas presentes en la clase que el equipo tenía cero y que si querían lo acusaran para que finalmente lo corrieran.

Tienen cero y vayan a reclamar a quien les dé la gana y ojalá así me boten rápido de esa pendejada“.

En un comunicado, también difundido en Internet, la Universidad Centralcondena categóricamente” el comportamiento del profesor Durán Chávez calificando la actuación del docente como “intolerable” y constituyente de “una falta muy grave”, en la medida en que “agrede, humilla e insulta a una alumna”.

Por su parte, el profesor ha presentado su “renuncia irrevocable” a las autoridades rectoras del centro, en otro comunicado del que se han hecho eco muchos usuarios de las redes y varios medios locales.

En su texto justifica su actitud insistiendo en la supuesta mentira de la alumna agredida. “Ratifico mis palabras, y si por eso debo ir a la cárcel, pues me iré”, asegura.