Entre las 15 órdenes ejecutivas firmadas por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se encuentra una que ordena terminar con la declaración de emergencia nacional que fue la base para desviar algunos fondos federales para construir un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

Biden devuelve a EE.UU. al Acuerdo de París y frena salida de la OMS

La medida, impulsada por el expresidente Donald Trump, tenía como objetivo ver cumplida una promesa de la agresiva campaña que llevó al magnate a la Casa Blanca en 2016.

Las medidas de Biden pondrán fin a la prohibición de viajar que Trump impuso en algunos países de mayoría musulmana. También está pidiendo a su administración que fortalezca el programa DACA para inmigrantes traídos a Estados Unidos cuando eran niños.

Una promesa cumplida a 11 millones

Inaugurando la que se anticipa como una nueva era en la Casa Blanca, Biden cumplió su promesa electoral de presentar en su primer día de mandato un amplio proyecto de ley de inmigración que incluye una vía a la ciudadanía para 11 millones de indocumentados en el país.

Tras cuatro años de mano dura contra los inmigrantes del saliente Donald Trump, el equipo de transición de Biden anunció este miércoles los detalles del proyecto de ley que el demócrata envía hoy mismo al Congreso como parte de su compromiso de “modernizar el sistema de inmigración, denominado “Ley de Ciudadanía de EE.UU. de 2021“.

La iniciativa, que deberá recibir al visto bueno de ambas cámaras legislativas, dominadas por los demócratas, pretende administrar y proteger de “manera responsable” la frontera, mantener a “familias y comunidades seguras y administrar mejor la migración en todo el hemisferio“, señaló un comunicado.

Con información de EFE