David y Miguel Cruz se encontraban a las afueras del Hospital Obregón en la Ciudad de México, intercambiaban palabras, anécdotas y recuerdos del que hoy al rededor del medio día dejó de existir, su padre.

Procopio Ignacio Cirilo Cruz solo comenzó con tos y aunque un par de ocasiones se realizó la prueba covid, siempre salió negativa. Hoy al rededor del medio día le informaron a sus hijos que había fallecido por una insuficiencia respiratoria.

Procopio tenía 81 años y no padecía ninguna enfermedad crónica, “al contrario estaba perfectamente” comentan sus hijos a Síntesis.

Las señales de alarma se presentaren el martes por la tarde, cuando Procopio comenzó a saturar menos de 50, sus hijos los llevaron al hospital para que recibiera atención médica.
David Cruz indica que trás su ingresado al hospital, le informaron que la oxigenación de su su padre subió a un 85 por ciento, manteniendo 15 litros de oxígeno por hora, la noticia dio esperanza a los familiares sin imaginé que después del medio día de este miércoles les informaran que Don Procopio había fallecido.

Sus hijos David y Miguel sostiene que su padre no murió de Covid-19, pues nunca presentó ningún síntoma y que él hospital no le brindó la atención necesario pues nunca le proporcionaron una cama dentro del nosocomio.

  • A las afueras del Hospital Obregón David y Miguel esperar recuperar el cuerpo de su padre y la llegada de los servicios funerarios que debido a la situación se vive en la CDMX, las funerarias se ven rebasadas en su capacidad.