El líder de la minoría republicana del Senado de EE.UU., Mitch McConnell, ha propuesto a sus colegas demócratas retrasar el juicio político a Donald Trump hasta febrero, para dar tiempo al exgobernante a hacerse con un equipo legal que le represente.

McConnell confirmó este jueves la petición y preguntado por los periodistas si había recibido ya una respuesta aseguró que “todavía no”, pero que las conversaciones seguían abiertas.

Aunque McConnell no dio detalles de las conversaciones, además de la posible fecha del juicio político a Trump los contactos se centran en el formato en el que se celebrará el proceso, según fuentes cercanas a las negociaciones citadas por los medios locales.

A diferencia del primer juicio político al que fue sometido Trump, el pasado año, el Senado contará en esta ocasión con mayoría demócrata, por lo que serán estos los que decidan a la postre el formato del proceso contra Trump.

  • En el primer juicio, centrado en las presiones de Trump a Ucrania para perjudicar al que veía ya entonces como su principal rival político, el ahora presidente Joe Biden, McConnell, entonces líder de la mayoría republicana, se negó a la comparecencia de testigos propuestos por los demócratas.