El director del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), Juan Ferrer, informó que el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, emitió un acuerdo para que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), resuelva la procedencia de otorgar a solicitantes el registro sanitario para producir y distribuir oxígeno medicinal.

El acuerdo busca, según anunció Ferrer en la conferencia matutina de este martes, cubrir la alta demanda, poner fin a la especulación y la venta en el mercado negro del oxígeno medicinal, que es necesario para atender casos complicados por covid-19.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó que “este es un acuerdo muy importante, porque se han tenido denuncias de tanques de oxígeno ‘fake’, de mercado negro, un problema muy serio, incluso la delincuencia está metida en los tanques de oxígeno”.

Triplican precios

En tanto, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec) informó que desde noviembre se han registrado aumentos, hasta del triple de su costo, en recargas, renta y venta de tanques de oxígeno.

En un comunicado explicó que llevó a cabo un sondeo de los precios del mercado y encontró “una especulación sin escrúpulos” que atenta de manera “criminal” contra la vida humana.

Señaló que una recarga de oxígeno que en noviembre y diciembre costaba 250 pesos, ahora se venden en 690 pesos promedio.

Mientras que un tanque de 680 litros, de 2 mil 800 pesos se venda hasta en 18 mil pesos y los concentradores de oxígeno que costaban 11 mil pesos ahora se venden en 60 mil.

Esta especulación inhumana atenta contra la vida de los enfermos y los postran ante la muerte“, dijo la Anpec y exigió a las autoridades “la regularización de los precios del mercado de la venta, renta y recarga de tanques de oxígeno“.

Hace una semana, el gobierno mexicano lanzó una campaña para incentivar a quienes alquilaron tanques de oxígeno a devolverlos a los distribuidores para que puedan usarlos otras personas ante la situación crítica que se vive por la pandemia en México.

Además, mediante un convenio con la Ciudad de México, una empresa instaló dos puntos de recarga de oxígeno, pero con muchas limitaciones.

Con información de EFE