Un futbolista de la tercera división de Guatemala generó polémica y obtuvo notoriedad en redes sociales este martes al simulador el fin de semana haber recibido una agresión con una cáscara de naranja durante un partido.

Se trata de Wilfredo Ramos Pérez, del Deportivo Batanecos de la tercera división guatemalteca, quien durante el partido contra el Deportivo San Lorenzo Jogofoot intentó engañar sin éxito al árbitro.

Ramos, según las imágenes, tomó del césped una cáscara de naranja que previamente había arrojado alguien de la grada, y la dirigió a su rostro para simular una agresión del público local.

La acción se registró durante un partido jugado en el municipio de Ayutla, en el departamento de San Marcos, fronterizo con México y situado unos 250 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

La jugada, divulgada a través de la página de Facebook del San Lorenzo Jogofoot, ha generado diversas reacciones en redes sociales y noticieros.

El administrador de la página de Facebook del Deportivo San Lorenzo, narrador y editor de los videos, Job Recinos, dijo a la agencia Efe que, incluso, no quiso narrar el incidente porque le pareció “que no tenía importancia y era vergonzoso“.

Durante la transmisión, Recinos relató, una vez incorporado el futbolista y reanudado el juego, la importancia de que el árbitro interviniera para “enmendar estas actitudes“.

El partido lo ganó el San Lorenzo por 3-1 y la polémica acción generó poco después diversos memes alusivos a Ramos Pérez y su acción.