Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó este viernes una pérdida neta de 21 mil 417 millones de dólares en todo 2020, un aumento de 38.2 por ciento frente al resultado también negativo de 2019, pese a una ganancia de 5 mil 531 millones de dólares en el cuarto trimestre.

Al presentar su informe financiero, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, reconoció que la compañía del Estado afrontó la “peor crisis de su historia” en 2020, pese a dos trimestres consecutivos de ganancias en la segunda mitad del año.

La compañía señaló que los ingresos totales de la compañía cayeron a 42 mil 469 millones de dólares, 32 por ciento menos que en 2019.

Dentro de este rubro, sobresalen disminuciones de ventas nacionales de 37.6 por ciento hasta los 22 mil 433 millones de dólares y de 24% en exportaciones para llegar a solo 19 mil 826 millones de dólares.

Pese a estas cifras negativas, el director de Pemex presumió el aumento anual de 0.2 por ciento en la producción total de crudo y condensados de Pemex, que alcanzó un total de mil 706 millones de barriles diarios (Mdb).

En contraste, la producción de gas natural de Pemex y sus socios cayó 0.9 por ciento al situarse en 4 mil 852 millones de pies cúbicos diarios (MMpcd).

Después de deducir el costo de las ventas, el rendimiento o beneficio bruto se ubicó en 4 mil 975 millones de dólares, una caída de 38.6 por ciento a tasa anual.

En tanto, el rendimiento de operación cayó 193.2 por ciento, al situarse en una cifra negativa de mil 536 millones de dólares.

La petrolera precisó que el rendimiento antes de impuestos y derechos, conocido como ebitda, fue negativo al decrecer 7 mil 121.5 por ciento respecto a 2019 para ubicarse en una pérdida de 13 mil 144 millones de dólares.

El total de los pasivos de Pemex, que incluyen deudas de corto y largo plazo, impuestos y derechos, así como pasivos laborales, ascienden a 193 mil 507 millones de dólares, 11 por ciento más que el cierre del año anterior.

Asimismo, la petrolera mexicana afirmó que su deuda financiera total creció 13.9 por ciento comparada con el cierre de 2019 para situarse en 100 mil 579 millones de dólares.

Pese a las cifras anuales negativas, el cuarto trimestre sorprendió con un beneficio neto de 5 mil 531 millones de dólares, frente a las pérdidas de 7 mil 641 millones de dólares del mismo periodo de 2019.

Esta ganancia se debe a una reducción de costos y ocurre pese a que los ingresos por ventas y servicios en el periodo octubre-diciembre de 2020 llegaron a 11 mil 83 millones de dólares, 21.9 por ciento por debajo del mismo periodo de 2019.

El director de Pemex destacó que esta es la primera vez en cuatro años que la empresa estatal hila dos trimestres consecutivos de ganancia, tras el beneficio de 62.8 millones de dólares en el tercer trimestre.