El veterano de guerra Tom Moore, fallecido a principios de febrero y considerado un héroe tras recaudar millones de libras para la sanidad británica, fue despedido este sábado con el vuelo rasante de un avión de la Segunda Guerra Mundial durante su funeral celebrado en Bedford, centro de Inglaterra.

Conocido como el “capitán Moore“, el anciano se hizo famoso el año pasado en el Reino Unido durante el confinamiento por el covid-19, al recaudar más de 30 millones de libras (34.5 millones de euros) para el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) dando cien vueltas a su jardín con su andador.

El funeral, al que asistió la familia más cercana, tuvo lugar en el crematorio de Bedford, donde el ataúd, cubierto con la bandera británica y una pequeña corona de flores, fue transportado por seis soldados del Regimiento de Yorkshire, Inglaterra.

Mientras los soldados llevaban el ataúd al interior del crematorio, un avión C-47 Dakota, de la Segunda Guerra Mundial, hizo un vuelo rasante, al tiempo que otros soldados del Regimiento de Yorkshire le despidieron haciendo disparos al aire.

Moore, fallecido el pasado día 2 a los 100 años de edad, fue condecorado “caballero” el pasado julio por la reina Isabel segunda en los jardines del castillo de Windsor, a las afueras de Londres.

Tom se había marcado como objetivo recaudar fondos para la sanidad antes de cumplir los 100 años -el pasado 30 de abril-, pero su reto superó su objetivo inicial de sumar mil libras.

Durante semanas, Moore dio vueltas en su jardín en el condado inglés de Bedfordshire, centro de Inglaterra, y su empeño cautivó a los británicos y fue centro de una gran atención mediática.

El capitán Tom falleció en el hospital de Bedford después de ser ingresado con dificultades respiratorias a raíz de una neumonía y dio positivo por coronavirus.

El primer ministro británico, Boris Johnson, llegó a calificar a Moore como “un héroe en el más verdadero sentido de la palabra“.

Tras cumplir su objetivo, Moore recibió el título honorífico de coronel del Ministerio de Defensa y lanzó una canción junto con el cantante Michael Ball con una versión del clásico “You’ll never walk alone“, que llegó al número uno de las listas de ventas.