Luego de su accidente automovilístico el pasado martes en California que resultó en lesiones importantes en las piernas y requirió una extracción de su vehículo por parte de los socorristas, el golfista Tiger Woods ahora comienza el arduo proceso de recuperación.

En el centro médico, el golfista de 45 años “recibió procedimientos de seguimiento en sus lesiones esta mañana“.

Dichos procedimientos fueron “exitosos” y ahora se está descansando y de “buen humor“.

El doctor Anish Mahajan, director médico y director ejecutivo interino del Harbor-UCLA Medical Center, confirmó que Woods fue trasladado al Cedars-Sinai Medical Center, que se encuentra aproximadamente a 30 kilómetros de distancia.

En nombre de nuestro personal, fue un honor brindar atención traumatológica ortopédica a uno de los mejores atletas de nuestra generación“, dijo Mahajan en el comunicado.

Las lesiones de Woods incluyen “fracturas abiertas conminutas que afectan tanto la parte superior como la inferior de la tibia y los huesos del peroné”, dijo Mahajan el martes, lo que significa que los huesos se rompieron en más de dos pedazos y perforaron la piel.

Se le insertó una varilla en la tibia para estabilizar la pierna. Las lesiones adicionales de los huesos del pie y el tobillo se estabilizaron con una combinación de tornillos y pasadores.

Con información de EFE y CNN