Con determinación en el desempate final y sacando la garra, la española Garbiñe Muguruza superó a la rusa Veronika Kudermetova, 34 del mundo, por 6-2 y 7-6 (4) en su debut en el torneo WTA 500 de Doha.

Garbiñe, la única española este año en el cuadro del torneo que se disputa en el Khalifa International Tennis & Squash Complex, se enfrentará en segunda ronda con la bielorrusa Aryna Sabalenka, tercera favorita, exenta en la ronda inicial, y defensora del título.

Tras caer en los octavos de final del Abierto de Australia ante la japonesa Naomi Osaka, contra la que tuvo dos bolas de partido, Muguruza apareció en acción en este WTA 500, en el que fue finalista en 2018, y en el que la ucraniana Elina Svitolina y la checa Karolina Pliskova son esta vez las dos primeras favoritas.

La española estuvo muy centrada durante todo el encuentro, contra una rival a la que ya había dominado en tres sets en Dubai el pasado año (7-5, 4-6 y 6-4) y que como ella también ha hecho una final en lo que va de temporada, en Abu Dabi, mientras que “Garbi” lo hizo en el Yarra Classic de Melbourne, previo al ‘major’.

  • A pesar de no contar en pista con su entrenadora, Conchita Martínez, recuperándose del coronavirus, Muguruza jugó muy seria contra Kudermetova, una de las tres rusas que participan este año y ganó el primer set con autoridad en 38 minutos gracias a dos roturas