La escudería Mercedes presentó este martes el W12, el monoplaza con el que Lewis Hamilton buscará en 2021 su octavo título de campeón del mundo.

Mercedes, amplia dominadora del campeonato de constructores, con los últimos siete títulos en su poder, ha trabajado sobre la misma base del coche del año anterior pero introduciendo “considerables cambios” en la aerodinámica, la suspensión, el sistema de refrigerado y el motor.

El coche seguirá mostrando el color negro del año pasado, para destacar el “compromiso del equipo en luchar por la diversidad y la inclusión en el deporte”.

Además se han incluido elementos plateados tradicionales para visibilizar a la marca Mercedes.

  • Toto Wolff, director del equipo, aseguró que ve la misma “hambre y pasión” en el equipo que cuando llegó en 2013 y que cada temporada presenta nuevos retos y objetivos.