Fuerzas policiales dispersaron este viernes a un grupo de personas que se concentraron frente al Congreso, en el centro histórico de Asunción, para protestar por la gestión del Gobierno ante la pandemia.

Los antidisturbios hicieron uso de gases lacrimógenos y, según algunas fuentes, de balines de goma contra los reunidos, ciudadanos autoconvocados que se estaban manifestando de forma pacífica.

Según la policía, que estaba resguardando con un gran despliegue el perímetro del Congreso, los  agentes respondieron de esa forma después de que algunos de los manifestantes intentaran rebasar esa barrera.

Otra fuente policial señaló que algunos de los manifestantes habrían arrojado piedras a los agentes.

  • Parte de los manifestantes se dispersaron por otras calles del centro, mientras prosiguen los incidentes.