En el marco del Día Internacional de la Mujer que se conmemora este 8 de marzo, el presidente Andrés López se victimizó y señaló que a los que llama “conservadores” se “aprovechan” del feminismo para lanzarse contra su gobierno.

Tenemos deuda histórica con mujeres, reconoce Sánchez Cordero

Nosotros ya rompimos el pacto, pero el que existía con la oligarquía, que se dedicaba a saquear, a robar y eso los tiene muy molestos”, afirmó.

López consideró que el 8 de marzo debe ser una fecha para recordar la lucha de las mujeres por la igualdad.

No es para felicitar, sino para refrendar el compromiso de todos en favor de la igualdad, recordar a las mujeres que han luchado en otros tiempos. Mujeres de todas las clases sociales, de todas las culturas, de todas la regiones de nuestro país, que lucharon en las tres grandes trasformaciones de México, que lucharon en la Independencia, en la Reforma, en la Revolución, que lucharon en los últimos tiempos para avanzar en la igualdad de derechos políticos y sociales”, dijo.

López destacó que de 24 millones de beneficiarios de los programas del Bienestar, más de la mitad son mujeres, de quienes reciben una pensión de adultos mayores, de las niñas y niños con discapacidad, de casi 11 millones de becas para estudiantes de familias humildes, la mayoría son niñas.

Es mucho lo que se está haciendo, como nunca por las mujeres”, afirmó.

Y aseguró que “como nunca” hay más participación de mujeres en la política y en la administración pública.

Nunca una mujer había desempaño el cargo de Secretaria de Gobernación, la mitad del gabinete son mujeres”, refirió.

Respecto a las manifestaciones que se esperan el día de hoy, aseguró que su administración nunca va a desatar la represión, no se va a utilizar al ejército ni a la policía para oprimir al pueblo.

Somos distintos a los conservadores, que se disfrazan de feministas y que se molestan que se puso una valla para evitar la violencia. No queremos que se lastime, se dañe a nadie”, exclamó.

López dijo que su gobierno está a favor de la igualdad de género y de que se garanticen sus derechos.

Y aunque negó estar contra de mujeres o del movimiento feminista, “estamos en contra del autoritarismo, de la manipulación, de la hipocresía y desde luego de la corrupción, de las injusticias”.