La Fiscalía de Quintana Roo informó este jueves que investiga por “homicidio culposo” la muerte de un adolescente de 13 años ahogado en el parque acuático Xenses, del Grupo Xcaret, que atribuyó el accidente a “un error humano“.

Según el relato ofrecido por el Ministerio Público en un comunicado, los hechos ocurrieron el pasado 27 de marzo, cuando el menor estaba nadando con su progenitor en uno de los ríos del parque Xenses y “fue arrastrado por la corriente, siendo rescatado por el padre“.

Momentos después se le practicaron las maniobras de reanimación para posteriormente ser trasladado a un hospital privado en el municipio de Solidaridad, lugar donde lamentablemente falleció“, informó la Fiscalía estatal.

Según ha trascendido, el menor, originario de Durango, habría sido succionado por un filtro de la instalación.

A raíz del deceso, la institución “inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo“.

La carpeta de investigación aún se encuentra en trámite, por lo que se están realizando todos los actos de investigación pertinentes y conducentes para determinar la probable participación de la o las personas quienes por comisión u omisión se encuentren relacionadas con el evento delictivo“, detalló.

En un comunicado, el Grupo Xcaret, propietario de varios parques recreativos en el Caribe, admitió que “un error humano ocasionó la falla que condujo a este accidente“.

De acuerdo con la empresa, el error se debió a “unos arreglos no autorizados” en el río donde se ahogó el menor, que es una atracción de flotación de unos 60 centímetros de profundidad que en condiciones normales “no representa ningún riesgo para los visitantes“.

Iniciamos de inmediato una investigación para determinar las causas de lo sucedido“, expresó la compañía, que hasta este jueves no se había pronunciado sobre lo sucedido.

Presión por un perdón

El padre de Leonardo ha acusado de negligencia e irregularidades en la investigación por parte de las autoridades. Además, denunció que no querían entregarle el cuerpo de su hijo si no firmaba un perdón.

A las 19:25 horas del 28 de marzo, el cuerpo fue trasladado al servicio médico forense de la Fiscalía General del Estado para practicar la necropsia y determinar las causas de la muerte, acto que aún no ha sido posible realizar debido a que el padre solicitó la dispensa de la misma y otorgó el perdón legal.

Con información de EFE, Infobae y Forbes