En caso de que se postule a malos candidatos, el presidente Andrés López consideró que hay que “tenerle confianza al pueblo y que ellos sean los que decidan“.

Si hay democracia lo resuelve el pueblo. No pensar que el pueblo es tonto; tonto es el que piensa que el pueblo es tonto. La gente está muy consciente”, señaló.

López reconoció que “el pueblo se puede equivocar“, pero se equivoca menos que los “caciques, los oligarcas y los integrantes de las mafias del poder, que solamente tienen como propósito el dinero y el poder”.

El pueblo tiene un instinto certero, sabe lo que le conviene y lo que no le conviene”, afirmó.

Insistió que se tiene que dejar que el pueblo decida hasta en los asuntos más difíciles, aun cuando se tenga representación se tiene que consultar y mandar obedeciendo.

Para no equivocarnos, lo mejor es consultarle al pueblo”, exclamó.

El conservadurismo, dijo, desprecia al pueblo, no le tiene confianza. “El pueblo es mucha pieza, lo ve como una multitud manipulable, como objetos, no como sujetos, creen que son ciudadanos imaginarios, que no existen, que ellos pueden decidir, ellos son los grandes electores”.

El pueblo es el que manda, hagamos un lado el clasismo”, expresó.