La FIFA expresó su desaprobación a la Superliga que anunciaron el domingo clubes europeos por ser “cerrada y escindida’“.

El máximo organismo futbolístico mundial sale así al paso del anuncio hecho también esta noche por parte de doce de los principales clubes europeos de crear una nueva competición de la Superliga.

El acuerdo ha sido firmado por los clubes españoles Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, los italianos, Milán, Inter y Juventus y los ingleses Liverpool, Manchester City, Chelsea, Manchester United y Tottenham. Próximamente habrá tres equipos más invitados.

La FIFA indica que “desea aclarar que se mantiene firme a favor de la solidaridad en el futbol y de un modelo de redistribución equitativa que pueda contribuir al desarrollo del futbol como deporte, especialmente a nivel mundial, ya que el desarrollo del futbol mundial es la misión principal” del organismo.

En nuestra opinión, y de acuerdo con nuestros estatutos, cualquier competición de futbol, ya sea nacional, regional o mundial, debería reflejar siempre los principios fundamentales de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución financiera equitativa“, indica.

El máximo organismo futbolístico mundial apunta que “los órganos rectores del futbol deben emplear todos los medios legales, deportivos y diplomáticos para garantizar que esto siga siendo así” y asegura que “en este contexto” “no puede sino expresar su desaprobación a una ‘liga europea cerrada y escindida’ que se encuentra fuera de las estructuras del futbol internacional y que no respeta los principios mencionados“.

En defensa de la unidad en el fútbol mundial la FIFA “hace un llamamiento a todas las partes implicadas en las acaloradas discusiones para que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del juego y con espíritu de solidaridad y juego limpio” y señala que “hará todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado en el interés general del futbol“.