El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió este martes que el Congreso apruebe reformas de las prácticas policiales en el país para estar “a la altura del legado” del afroamericano George Floyd, después de que el expolicía Derek Chauvin fuera declarado culpable de su muerte.

  • En un discurso en la Casa Blanca, Biden describió el veredicto como “un paso gigante en la marcha hacia la justicia”, pero dijo que “no es suficiente” para borrar la “mancha” del “racismo sistémico” en Estados Unidos.