El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, afirmó que el objetivo del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil es “garantizar la seguridad” en el país y combatir delitos como el secuestro y la extorsión.

Durante la conferencia de este miércoles, Mejía indicó que 9 de cada 10 llamadas de extorsión son hechas con teléfonos de prepago, para cometer secuestros, delitos de trata de personas y en general para diferentes actividades criminales, de ahí la necesidad de hacer el padrón.

En el anonimato de los sistemas de prepago que no piden requisitos, los delincuentes se cobijan para cometer delitos de secuestros, extorsión, trata y en general para todas sus actividades delictivas”, dijo.

Informó que, recientemente, en un operativo de realizado en Jalisco en donde se detuvo a 33 presuntos secuestradores, junto a las armas incautadas fueron halladas tarjetas SIM de prepago que utilizan delincuentes para comunicarse entre ellos.

Mejía Berdeja señaló que quienes se oponen a la integración del padrón, “es porque hay quienes defienden un modelo de venta y nosotros defendemos un modelo de seguridad” y aseguró que 155 países como India, Japón, Alemania, Francia Singapur, Italia, China, España, Perú, Argentina y Bélgica ya tienen el registro obligatorio de teléfonos móviles.

Respecto al juez que otorgó la primera suspensión provisional contra la entrada en vigor del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, consideró que es “a modo” y actúa “a favor de grupos de interés“.

Queremos que los delincuentes no se escuden en el anonimato, vamos a seguir defendiendo este padrón, que es por la seguridad, ojalá que hubiera jueces que defiendan al pueblo con esa celeridad”, refirió.

Señaló que la captura de datos biométricos ya es implementada por organismos públicos y privados, pues tanto los bancos, como el Servicio de Administración Tributaria (SAT) o el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hacen uso de esta información.